Su padre fue asesinado a tiros en México, sus hijos buscan asilo en Des Moines

Administrador Galvez
Written by Administrador Galvez. Posted in Noticias on 08 November 2016.
Hot 722 hits 0 favoured
(0 Votes)

DENGLISH VERSION

Su padre fue asesinado a tiros en México, sus hijos buscan asilo en Des Moines

Jesús Morales corrió hacia el lugar donde se encontraba el cuerpo de su padre en un charco de sangre, pero era demasiado tarde, Constantino Morales Roque ya estaba muerto.

El antiguo official de policía y padre de seis fue asesinado por el cartel de droga más poderoso en su pueblo natal Huehutan, en la costa del pacífico mexicano, cuentan miembros de su familia. El era un hombre honesto, dicen, y al final, eso le costó la vida.

Ahora, Jesús morales y 11 miembros de la familia están en Des Moines luchando por una oportunidad de quedarse en los Estados Unidos legalmente. Regresar a México pondría en riesgo su vida.

Ellos señalan el asesinato de Constantino como una prueba de lo que les espera a ellos allá en su pueblo.

Constantito había vivido en Iowa, y los defensores de la reforma migratoria dicen que su muerte es evidencia de un sistema de asilo desigual, que aprueba pocas peticiones de aquellos que huyen de la violencia en México y Centroamérica

Un año antes de su muerte, Constantino había trabajado en un restaurante de Des Moines donde fue detenido por autoridades de migración por entrar al país ilegalmente. Él dijo a los jueces que podía morir a manos del cartel de droga si lo enviaban de regreso a México. A pesar del apoyo de legisladores y oficiales de policía, su solicitud de asilo fue rechazada.

Seis meses y 29 días después, fue asesinado.

 “Vaya error por parte de nuestro sistema de asilo que este oficial de policía fuera enviado de regreso y fuera asesinado” dice Sandra Grossman de la Asociación Americana de Abogados de Migración

El problema, dice, es que el Sistema ve a los que vienen de México como refugiados económicos, a pesar de la creciente violencia por parte de narcotraficantes. Los inmigrantes mexicanos representan menos del 3 por ciento de las solicitudes de asilo presentadas al gobierno americano en el 2015.

Mientras la apelación del caso de Constantino falló, su trágica muerte puede salvar a su familia.

Un abogado migratorio de Des Moines ha tomado el caso de la familia. Ya ganó el asilo para el hijo mayor de Constantino y dos de sus hermanos. La muerte de Constantino ayudó a demostrar la amenaza de violencia que los tres hombres enfrentarían si son forzados a volver a México.

Otros nueve miembros de la familia han sido liberados y están viviendo en Des Moines mientras apelan el proceso de deportación y esperan comparecer en sus audiencias para el asilo.

“Su muerte es una bendición para el resto de la familia. Eso fortalece su caso”, dice el abogado Ta – Yu Yang. Las autoridades “negaron la solicitud de Constantino; el regresó a su pueblo y fue asesinado, exactamente como él dijo que pasaría”

La familia de Constantino Morales Roque se reúne para una foto grupal afuera de la oficina del abogado de la familia, Ta -Yu Yang, en Des Moines el martes 20 de septiembre de 2016. Morales roque huyó a los Estados Unidos para escapar de un cartel de droga en México. Su solicitud de asilo fue rechazada y fue deportado a México, en el cartel le disparó y lo mató. Ahora su familia está en Estados Unidos y busca el estatus de asilado, por miedo al mismo cartel. (pié de foto: Bryon Houlgrave/The Register) 

 

El escape, la captura y el asesinato

De acuerdo a su solicitud de asilo de junio de 2013, Constantino Morales Roque, de 42 años, cruzó la frontera desde México a Nogales, Ariz el 10 de octubre de 2010, dejando atrás, en Guerrero, a una esposa y seis hijos.

Guerrero fue declarado el estado más violento por el Departamento de Estado de USA in 2015 por tercer año consecutivo. Ahí está Acapulco, una famosa ciudad turística, pero es también donde los 43 estudiantes normalistas desaparecieron en septiembre de 2014. Actualmente, los funcionarios del gobierno americano tienen prohibido viajar allá.

Acorde a lo mencionado por un portavoz de ICE, cinco meses después, en marzo del 2011, fue detenido por oficiales de aduana y migración mientras trabajaba en uno de sus dos trabajos en restaurante de Des Moines. No tenía dinero para contratar un abogado, pero la asociación local de abogadosIowa Citizens for Community Improvement intervino para ayudarle en la apelación de su caso y solicitar el asilo.

Imagen de Constantino Morales Roque en una imagen sin fecha. (pie de foto: Iowa Citizens for Community Improvement)

 “Tengo miedo de que me maten en México… porque luché contra el crimen organizado y los narcotraficantes”, escribió Constantino en su solicitud. “Mi familia, mi esposa y mis hijos, a quienes mantengo con el dinero que gano en mi trabajo en Estaos unidos, todavía corren peligro”.

Iowa ICC buscó el apoyo de legisladores y de los responsables de hacer cumplir la ley. El diputado por Iowa, Bruce Hunter y el Sheriff del condado Polk, Bill McCarthy, enviaron cartas al ICE solicitando a la agencia que no efectuaran la deportación en este caso.

La ICE rechazó la solicitud.

 “No somos personas que escribamos cartas todos los días por un motivo cualquiera, y que se nos haya ignorada de la manera en que lo hicieron, dándose cuenta de las consecuencias de ello que, finalmente, se hicieron realidad, fue una tragedia todo el tiempo.

Constantino regresó a México el 15 de septiembre de 2014

 “Era claro que los malos, gente muy ponderosa, lo odiaban” escribió su esposa Ángela en su declaración. “Algunas noches antes de que lo mataran, unos desconocidos habían tratado de entrar en nuestra casa mientras estábamos adentro.”

El 15 de abril de 2015, Constatino fue a un bautizo familiar. Hay reportes contradictorios sobre lo que después sucedió.

Antonio Morales López, ex policía y hermano mayor de Constantino, juró en su declaración que dos miembros del cartel llegaron a la fiesta y dispararon contra Constantino. De acuerdo con Antonio, su hermano disparó también antes de morir.

El certificado de muerte de Constantino dice que recibió 10 disparos en la espalda y uno en el pecho.

After the Register first reported on Constantino's death in April 2015, published a story citing a Mexican radio station report that claimed Constantino started the shootout and killed two men. The radio report stated that three men got into a heated argument while drinking.

Después de que el Register dio la noticia sobre la muerte de Constantino en abril de 2015, Breitbart.com publicó una historia citando a una estación de radio mexicana que decía que Constantino había comenzado el tiroteo y había matado a dos hombres. El reporte del radio mencionó que los tres hombres habían comenzado una discusión mientras tomaban.

La policía de Huahuatan dijo al reportero del Register y a Manual Galvez, el editor de El Trueque - el periódico en español más grande de Iowa City, que ellos no tenían jurisdicción sobre el caso. La policía tampoco confirmó si Constantino había sino o no policía antes de huir a EEUU.

Durante una vigilia por el líder local, Constantino Morales, quien fue asesinado en México la semana pasada después de ser deportado a México el otoño pasado, la gente pone su mano sobre los hombros de Leonardo, el hijo hermano menor de Morales durante las oraciones el domingo 12 de abril del 2015 en la Iglesia Metodista Unida Trinity en Des Moines. (pie de foto. Kelsey Kremer/The Register)

La familia huye de México

Después de que Constantino muriera, el cartel puso su atención y amenazó a su familia, de acuerdo a las declaraciones de la familia

Acorde a la declaración de Mario Morales Roque, hermano menor de Constantino, en abril, 10 miembros del cartel dispararon al aire con pistolas y ametralladoras afuera de la iglesia donde la familia se había reunido para conmemorar un año de la muerte su muerte.

Mario, quien dice que sirvió 16 años en el ejército mexicano, llamó a la base militar cercana para pedir apoyo. Dos camionetas con 18 soldados llegaron y el cartel se retiró.

Mario Morales Roque escribió en su declaración de asilo “No hay un lugar en México donde mi familia puede estar realmente a salvo”. “Creo que es difícil para la gente en EEUU una violencia deliberada como aquí. Es todavía más difícil imaginar que nosotros ni siquiera podemos confiar en que los funcionarios públicos van a protegernos”.

El incidente durante el aniversario de la muerte de su esposo fue el último aviso para Ángela Vázquez Pérez. Ella se quedó en México, pero envió a sus cuatro hijos a cruzar la frontera con uno de sus tíos.

Poco después, más miembros de la familia comenzaron a llegar poco a poco a Estados Unidos, únicamente para ser levantados por los oficiales de migración.

Leonardo Morales, hermano de Constantino Morales, habló después de que su hermano fuera asesinado en México. Leonarlo Morales dijo que su hermano estaba en peligro, pero aún así se le había negado el asilo el año pasado.

Tres de los hijos de Constantino – Jesús de 17, Miguel de 12 y Edwin de 11 – fueron detenidos en la frontera de Texas y estuvieron un tiempo en centros de detención juvenil en Texas y Arizona. Jesús describió los centros como hogares. Los niños son instruidos a llamar a los oficiales “maestros”, pero son escoltados a todos lados, incluso al baño, dijo Jesús.

Christopher Morales, el hijo mayor, tenía 20 años cuando cruzó la frontera. Fue detenido con otros 70 inmigrantes. Tenía dos horas de tiempo libre al día y comía tortillas frías, menciona.

Lo que se sabe es que cuatro de los hijos de Constantino cruzaron la frontera. Cuatro de sus hermanos, dos cuñadas y cuatro sobrinos han cruzado también.

Tines que ver por tu sangre

El abogado de inmigración, Ta-Yu Yang supo sobre los problemas de la familia cuando conoció a uno de los hermanos de Constantino en Des Moines.

Yang, un inmigrante de Taiwan, había leído sobre los fallidos intentos de Constatino para conseguir el asilo en EEUU y sobre su asesinato en un artículo del Register en abril de 2015.

El abogado Ta Yu Yang habla desde su oficina acerca de atender gratuitamente el caso de la familia el pasado jueves 22 de septiembre en Des Moines. Yang representa a la familia de Constantino Morales Roque, quien fue asesinado en México por miembros del cartel después de ser deportado desde los Estados Unidos. Ahora la familia Morales está en Estados Unidos buscando asilo, y temen lo peor si se les envía de regreso a México. (pie de foto: Bryon Houlgrave/The Register)

“Me sentí muy mal” dijo… “entonces les dije que tomaría sus casos y lo haría gratis”

En la pared de su oficina de Des Moines, un mapa del mundo está cubierto de pinchos. Cada uno representa un caso de inmigración ganado.

“Ganar el asilo es muy difícil, pero hemos tenido éxito o más éxito que la mayoría en Iowa” nos dijo. “Pero nunca hemos ganado un caso mexicano”

Para obtener asilo, una persona debe probar al juez que él o ella ha sido perseguido in el pasado o que tiene miedo, bien fundado, de ser perseguido por razones de raza, religión, nacionalidad, opinión política o por ser miembro de un grupo social en particular

Si se consigue el asilo, una persona puede obtener permiso para trabajar y número de Seguro Social, lo que permite obtener una licencia de manejo, acceso a los servicios de gobierno y, eventualmente, a la “green card”

Pero es difícil de conseguir. De acuerdo al Departamento de Justicia, la corte ubicada en Omaha que llevó el caso de Constantino dio asilo a sólo el 25% de los 118 casos revisados por el fiscal en 2015.

Los datos del Departamento de Justicia muestran que, a nivel nacional, el asilo se otorga al 48 por ciento de los 17,079 casos en el 2015. Cuarenta y cuatro por ciento de los casos aprobados involucraban inmigrantes chinos. Menos del 3% se trataba de casos de inmigrantes mexicanos.

Esto sucede a pesar de que, de acuerdo con la información del departamento de Innmigración y Aduanas, los inmigrantes mexicanos estaban entre las cuatro principales nacionalidades que solicitaron asilo durante los primeros tres meses del 2015.

“Tradicionalmente inmigrantes de México, Centro y Sudamérica llegan por razones económicas: para tener mejores trabajos, mejor educación y mejor vida para sus familias. Entonces la impresión es que no hay una justificación razonable para alegar persecución en México”, dice Jeanne Johnson, esposa de Yang e investigadora. “Lo que está cambiando es el nivel de violencia de las bandas y traficantes… y el gobierno no puede o no quiere proteger a los ciudadanos de esos grupos”

Yang sabía que llevar un caso de asilo para un mexicano sería todo un reto. ¿Una docena al mismo tiempo? Impráctico.

“Hay un dicho taiwanés: si tú quieres matar a alguien, tienes que ver sangre. Tienes que ir hasta el final”, dice Yang. “Si yo digo que voy a hacerlo, lo haré bien”

Armar un caso de asilo

Yang decidió enfocarse primero en el hijo mayor de Cosntantino, Christopher Morales, y dos de sus hermanos, Angel y Gaudencino Morales Roque.

Los casos donde están involucrados hombres adultos que han estado encarcelados tienden a moverse más rápidamente, menciona.

Le tomó tres audiencias con un juez para conseguir que los hombres fueran transferidos de Tezas a Omaha para que pudieran estar más cerca de los familiares que fueron liberados como parte de su proceso de asilo y viven con otros familiares en Iowa.

Yang y sus clientes se comunicaban, principalmente, por llamadas por cobrar desde la prisión. El abogado se enfocó el obtener documentos oficiales que probaran los antecedentes y reforzaran la credibilidad de los testigos. Esto incluía copias de las identificaciones que comprobaban que los hermanos de Constantino había sido policías y militares.

El equipo de Yang reunió un expediente de 149 páginas con evidencia.

Christopher Morales y sus tíos se encontraron con su abogado por primera vez cuando llegaron a su audiencia de asilo en Omaha el 1ro de septiembre. Para ganar, Yang tuvo que probar ocho puntos. Entre ellos: que los miembros de la familia miedo bien fundado a ser perseguidos; que lo que los testigos de Yang, miembros de la familia de Constantino, dijeron en sus declaraciones era creíble y verdadero; que su pueblo estaba controlado por una banda criminal; que no había un lugar seguro para la familia en su país; y que el gobierno local no quería o no podía controlar a la banda criminal para proteger a las personas.

El juez Jayme Salinardi quedó convencido. Marcó los pequeños espacios de un documento de tres páginas con lo que garantizó el asilo de Christopher y sus tíos Angel and Gaudencino.

"Yo estaba moviendo los puños debajo de la mesa y voltié a ver a mis clientes en sus uniformes de prisión", dijo Yang. "también pregunté al juez si podía subir y estrecharle la mano".

Vanessa Marcano, miembro del CCI en Iowa que trabajó en el caso de Constantino y testificó durante las audiencias de los familiares, tuvo una reacción más moderada.

“Fue un momento agridulce para mí porque fue Bueno escuchar que su familia tendría la oportunidad de seguir su vida en USA”, dijo Marcano. “Donde sea que esté Constantino, espero que él pueda ver y sepa que no todo fue en vano”

Esperando por el día

El mes pasado, Jesus, Miguel y Edwin, los hijos menores de Constantino, se sentaron juntos en el sofá del sótano de su pequeño departamento en Des Moines, después de la escuela. Un poster de cumpleaños de SpiderMan cuelga en la pared del comedor, un recuerdo de la fiesta de cumpleaños de Edwin la semana pasada.

La mayoría de la familia vive con su tío Gaudencino y su tía Marilo. La pareja tiene tres hijos y esperan otro.

Los hijos de Constantino están aprendiendo a hablar inglés. El hermano más joven está aprendiendo el nuevo idioma rápidamente. Es más difícil para los chicos más grandes.

Christopher y sus tíos, Angel and Gaudencino, están anciosos por comenzar a trabajar. Tienen que esperar 150 días para obtener sus permisos.

Yang está listo para volver a trabajar también. Está confiado en que el expediente de evidencia que ha reunido será suficiente para ganar los casos de silo del resto de la familia. Pero la mayoría de las audiencias están programadas hasta 2019.

Hasta entonces, tienen que esperar

Eso puede ser difícil. Christopher lucha con la culpa de la muerte de su padre, pero tener un lugar seguro para que sus hermanos vivan en Estados Unidos, haría que su padre se sintiera muy orgulloso

“Mi padre siempre quiso lo mejor para nosotros”, menciona.

Rate this article:
(0 out of 5 by 0 users)

Administrador Galvez

Author: Administrador Galvez

108 0 0
...
Powered by CjBlog