Mujer hispana: colegas utilizan imágenes de Trump para hostigarla.

Administrador Galvez
Written by Administrador Galvez. Posted in Noticias on 08 November 2016.
Hot 392 hits 0 favoured
(0 Votes)

DENGLISH VERSION

Mujer hispana: colegas utilizan imágenes de Trump para hostigarla.

Ryan J. Foley, Associated Press

De acuerdo a una demanda de derechos civiles que presentó en contra de la empresa donde trabajaba, una mujer hispana dice que en una oficina reclamaciones en Coralville, sus compañeros de trabajo -caucásicos- utilizaron imágenes de Donald Trump para acosarla racialmente durante meses después de saber que ella estaba enojada con el candidato por describir a los inmigrantes mexicanos como violadores.

Según indica en la demanda, los colegas de Alexandra Avila en Sedgwick Claims Management Services -donde se administran las prestaciones para los empleados de Wal-Mart- comenzaron a llamarla "inmigrante ilegal" aun cuando ella es ciudadana, nacida en los Estados Unidos. En la demanda afirma que sus ex compañeros de trabajo colocaron una imagen de un Trump con aspecto enojado como protector de pantalla en su computadora, la inscribieron como voluntaria para la campaña de Trump y le enviaron memes racistas, incluyendo uno que decía: "¿Cómo va a deportar Donald Trump a todos estos ilegales? De Juan en Juan”.

La promesa del candidato presidencial republicano de construir un muro fronterizo para mantener fuera a los inmigrantes mexicanos, ha contribuido, durante meses, a las tensiones raciales en todo el país. El grito "Build a wall" han sido utilizado por estudiantes de bachillerato, en varios estados, para burlarse de los opositores latinos en eventos deportivos, incluyendo Iowa, Wisconsin e Indiana. En la Universidad Estatal de Kent, los latinos que participaron en el desfile de bienvenida, mencionaron que se burlaron de ellos con el mismo grito.

 

Avila, de 32 años, trabajó en Sedgwick durante tres años. Afirma que enfrentó una hostilidad similar en su lugar de trabajo de oficina en Coralville, desde el inicio de la campaña de Trump en junio de 2015 hasta después de que la despidieran cinco meses después.

"Ha sido una temporada política extraña, en donde un candidato está tomando posiciones públicas en cosas que, si mencionáramos las mismas palabras en el lugar de trabajo, podrían constituir violaciones a nuestras leyes de derechos civiles", dijo Paige Fiedler, abogado de Avila. "Su candidatura ha alentado a algunas personas a creer que eso ya no viola las normas sociales".

Lesley Gudehus, portavoz de Sedgwick, con sede en Memphis, Tennessee, se negó a hacer comentarios sobre la demanda.

Avila, nacida en California de padres mexicanos, dijo a sus colegas que estaba molesta con el lanzamiento de la campaña Trump en 2015, cuando dijo que los inmigrantes mexicanos: "Están trayendo drogas. Traen delincuencia. Son violadores.”

Inmediatamente después de la demanda, sus colegas quitaron la foto de la hija de Avila que usaba como protector de pantalla de su computadora, y la substituyeron con una imagen de Trump gritando y 

dseñalando con su dedo. Cada que Ávila quitaba la foto, sus compañeros la sustituían por la imagen de Trum, señala en la demanda.

Acorde a la demanda, un correo electrónico de la campaña de Trump llego el pasado otoño, agradeciéndole por su apoyo y preguntándole de que manera quería colaborar. Avila también reclama que sus colegas le enviaron memes ofensivos, incluyendo uno que mostraba a un hombre de piel obscura que decía: “Encontré a Jesús, me apuñaló dos veces”.

Cuando su departamento estaba votando por el menú de potluck, uno de sus compañeros mencionó que no podían elegir a Avila porque era una “inmigrante ilegal”, desatando la risa de su jefe, indica en la demanda. Avila sostiene que después de que ella se quejó del acoso, la compañía la acusó de alterar sus tarjetas de horario, alegando que trabajó más minutos de los que realmente trabajó.

Avila fue despedida y escoltada afuera en noviembre pasado, en Sedgwick le indicaron que sus pertenencias le serían enviadas más tarde. Cuando sus pertenencias llegaron, vía FedEx, Avila dice que encontró una nota escrita a mano donde la llamaban “La Trumpa” y agregaban “Los inmigrantes ilegales no pueden votar ni trabajar. Buena suerte encontrando empleo.

“Recibir esa caja en el correo fue una experiencia horrible” indicó Fiedler.

Después de su despido, un compañero de trabajo le envió una invitación al rally de Trump vía Facebook, menciona en la demanda.

En la demanda, en la que se nombra a Sedgwick y a dos supervisores, Avila alega que sufrió discriminación basada en su nacionalidad y que la compañía no le pagó los salarios correspondientes.

 

Rate this article:
(0 out of 5 by 0 users)

Administrador Galvez

Author: Administrador Galvez

103 0 0
...
Powered by CjBlog